Archive for the ‘El microscopio’ Category

El microscopio: “Accionariado minoritario: ¿los nuevos redentores? IV”

18 mayo, 2011

Haré un ligero recorrido por las etapas de la SAD recordando algunos episodios que la mayoría de la afición conoce. Una visión personal de detalles que han influido en el devenir económico de la Sociedad.  De economía se trata.

 El Real Zaragoza culminó la Temporada 93/94 con dos éxitos.  Se clasificó 3º en Liga y se proclamó Campeón de Copa ante el Celta de Vigo. En la siguiente campaña, el 10 de Mayo de 1995, alcanzó el logro deportivo más importante de su historia. Conquistó  la Recopa de Europa frente al Arsenal con el mítico gol de Nayim.  Al frente del equipo figuraba el aragonés Víctor Fernández Braulio.  Estos triunfos llevaron espectadores a la grada. Fueron un bálsamo temporal para las arcas zaragocistas.

Sin embargo, en la Temporada 95/96,  el equipo cae al nº 13 de la clasificación. Los éxitos se frenan en seco. Víctor Fernández inicia la 96/97  pero, el 7 de noviembre, Alfonso Soláns Serrano le destituye. Tan solo 22 días más tarde, el Presidente fallece a los 73 años. Le sustituye en la Presidencia, su hijo, Alfonso Soláns Soláns.

Haciendo un inciso diré que, por esa época, se gesta en Zaragoza  la Asociación de Pequeños Accionistas del Real Zaragoza S.A.D  y Antiguos Socios del Real Zaragoza C.D.  Se inscribe en el Registro de Asociaciones del  Ministerio del Interior con fecha  10/01/1997.  Domicilio Social en Zaragoza,  Calle  Coso  Nº 98-100, Piso 9, Puerta 4.  En Actividad consta Asuntos financieros y seguros”.  Dicha Asociación, de ámbito Estatal, está presidida por  José Angel Zalba Luengo,  ex Presidente del ex Club y ex Vicepresidente 2º, por unos meses,  del primer Consejo de Dirección de la SAD Real Zaragoza.

Alfonso Soláns, hijo, hombre de negocios y exquisita preparación cultural, pretende imprimir  a la SAD un aire de empresa moderna.  Eso sí, dentro de unos cauces de rigurosa austeridad. Su filosofía económica se resume en una frase que cierto día pronunció. Casi textual: “El Real Zaragoza es una empresa que tiene que funcionar con autonomía propia de acuerdo a ingresos que genere”. Más claro, preciso, conciso y concreto no pudo ser. Nunca quiso mezclar sus negocios particulares con el fútbol

Dado que los ingresos eran escasos, los equilibrios económicos que tenía que realizar la SAD eran extraordinarios.  En 1995 se fichó  por 420 millones de pts.  a  Gustavo López, el  jugador más caro, hasta la fecha. En 1999 tuvo que venderlo por una cantidad sensiblemente inferior para que la SAD no entrara en parámetros de quiebra. Así se informó en una Asamblea General de Accionistas. Esta venta fue reprochada duramente por la afición. Demasiada recriminación y exigencia. Demasiado desconocimiento de causa.

 

El Real Zaragoza de Soláns Soláns era, por entonces, un modelo de gestión económica. Reconocido por la propia Federación Española de Fútbol.

El 30 de Marzo de 2000 se inauguró el Pabellón Multiusos “Alfonso Soláns Serrano”. Sus flamantes oficinas, despachos, museo, tienda y gimnasio pasaron  a engrosar, junto con la Ciudad Deportiva, el patrimonio de la Sociedad.

En la Temporada 2000/01 el equipo rozó el descenso a Segunda División. En el 2002 se  consumó la tragedia deportiva y comenzó la autentica tragedia económica. El Real Zaragoza ya no levantó cabeza en este aspecto.

A Alfonso Soláns, gestor serio,  sensato, prudente,  juicioso,  no le acompañó la suerte. Esa misma temporada había invertido  2,500 millones de pts. – 12,8 M de euros –  en  un goleador del Estrella Roja, Goran Drulic. El fichaje más caro y ruinoso de la historia del  Real Zaragoza.  Drulic se rompió a las primeras de cambio. No pudo debutar hasta febrero de 2002. Nada pudo hacer por evitar el descenso. Apenas jugó 40 partidos en cuatro años. Un fichaje estrella que supuso dos mazazos para la SAD: el económico y el  deportivo.

Paco Flores Lajusticia, entrenador, hijo de emigrantes aragoneses en Cataluña – padre de Ambel y madre de Borja -, evitando males mayores, devolvió el equipo, “a la primera”,  a la División de Honor. Paco Flores, igualmente, fue el mentor de Rubén Gracia, “Cani”.  Jugador de la cantera que en 2006  inyectaría  8 M de euros en la SAD por su venta al Villarreal.

Paco Flores fue cesado a mitad de temporada 2003/04. Los  flojos resultados y una gran presión de los medios de masas y de sus “discípulos” habituales acabaron  con él.

En su lugar,  llegó otro aragonés. El ex Secretario Técnico de la SAD que había sido destituido  drásticamente por Alfonso Soláns Serrano.  El predecesor de Pedro Herrera.  El oriundo  Víctor Muñoz Manrique

 

La Temporada 2003/04 es un tanto extraña y, por ende, curiosa. Comento:

“Se ficha  por 3 M de euros al joven David Villa. Una promesa asturiana hecha realidad en tiempo record.  Viene  Savio Bortolini  que aquejado de problemas personales se pasa la temporada en blanco. Un fichaje fracaso

En el mercado de invierno, con la venida de Víctor Muñoz,  aparecen los veteranos Dani y Movilla, cedidos como refuerzos”.

Se mejora la clasificación saliendo de puestos de descenso. Se gana una nueva Copa de España en Montjuic contra el Madrid. Euforia desatada. 20.000 aficionados presentes en el estadio. Peleas verbales por las entradas. Tremendas descalificaciones a las Peñas. Insultos y agravios al Presidente y Directivos de la SAD. ¡Cuánto finalero!

Concluida la apoteosis copera, se vuelve a la liga. Y, en ella,  a la miseria deportiva. Con la Copa de Su Majestad en las vitrinas  parece que se ha conquistado América. Los Savio, Movilla, Dani y etcéteras se diluyen. Se coquetea, nuevamente, con el descenso.  La situación se salva in extremis. Los defensas se convierten en héroes goleadores y salvadores.  Así, Álvaro, en los últimos segundos,  doblega al Osasuna en la Romareda marcando el 1-0. Era el antepenúltimo partido. Aún había peligro. Se necesitaban más puntos. El “vilipendiado” Toledo, se carga, el solico, al At. Madrid del fallecido Jesús Gil en el Calderón con dos golazos, 1-2. Era el  penúltimo partido. Ya se respira hondo. Y, en la Romareda, tienen que ser los aragoneses Cani y Soriano los que  rematen la faena venciendo al Barcelona en el último partido por 2-1. Debutó el portero Zaparaín con una gran actuación.  Lo que demuestra, una vez más, que el futbol siempre ha estado necesitado de más hombres y menos nombres.

Los nueve puntos conseguidos en las tres últimas jornadas remontan al Real Zaragoza del  puesto 16 al 13,  evitando  el más ridículo de los descensos. No apto para cardiacos.

En lo económico, esta misma temporada,  el Presidente Soláns consigue de las Cajas Aragonesas un crédito de 24 M de euros.  Los avales de dicha cantidad se dividieron en tres partes de 8 M cada una.  La DGA, con Eduardo Bandrés de Consejero de Economía, asumió los 8 primeros. Otros 8 M se garantizaron  con escritura hipotecaria sobre los terrenos de la Ciudad Deportiva. La tercera parte, los otros 8 M, los avaló, personalmente,  Alfonso Soláns. No le quedó más remedio.

El desfonde económico no cesa.  Para más  inri,  ante la insistencia del exigente público y el empeño del entrenador se fichó, en propiedad, a  José  Mª Movilla por cuatro años. El montante 5,5 M netos, limpios de impuestos. A esta cantidad hubo que añadir la de su  apéndice, Javi Moreno. Cesión del At. Madrid que la SAD tuvo que tragarse  con un coste de 1,5 M. por temporada. Solo duró, por suerte, una.

El alto caché de Movilla obligo al Presidente a reajustar al alza los sueldos de los jugadores que había en plantilla. Lo que supuso un incremento notorio en los presupuestos.  Y, por si fuera poco, se siguió trayendo más  jugadores en el ocaso de su carrera. Costosos, con muy poco presente y menos futuro. Una ruina sin paliativos.

A finales de 2005,  la SAD  se desprende de otro jugador.  Temeroso que pudiera ocurrir un segundo caso DrulicAlfonso Soláns permite  que  el  Valencia se lleve  a David Villa,  “la joya de la corona”,  por los  12 M. de la clausula de rescisión. Entendible pero craso error.

Todo es poco. Alfonso Soláns, había recurrido a lo recurrible  para conseguir mantener a flote la SAD.

–          Ampliaciones de Capital: de los 546 M de pts.  de 1992 a los 1.250 M de pts. en 2006.

Si exceptuamos la entrada de  José Carlos Lacasa Echeverría, que aportó un capital importante, todas “se las tragó” él.

–          Venta de jugadores importantes: entre ellos

Morientes – Gustavo Lopez – Villa – Cani.

–          Créditos con avales personales:

Pese a sus teorías económicas, los 8 M de euros citados.

–          Intentos de recalificar el patrimonio para obtener beneficios.

No lo consiguió.

A su marcha, la SAD Real Zaragoza tenía una deuda de 70 M de euros.

La venta de jugadores importantes y la no reposición del mismo nivel hicieron que recibiera durísimos ataques. Se le tacho de cicatero, desinteresado, analfabeto futbolístico. Le confeccionaron un slogan insultante. Se lo repetían en sus narices hasta el aburrimiento.

Para muchísimos aficionados  Alfonso Soláns Soláns, simplemente era un “rico heredero sin pedigrí zaragocista”.

En esta tierra somos  muy hábiles confeccionando y colgando sambenitos  a quienes no nos gustan. El Presidente no escapó a la acción villana.

Mucho ruido. Mucha parafernalia. Mucho zaragocismo. Mucho sentimiento. No sé si la exigente afición habrá entendido que los Savios, Danis,  Movillas, Celades, árbitros, federaciones, empleados,  técnicos……no se alimentan, mayormente,  con materia espiritual. Estos comen en metálico  y, cuanto más les das, más piden. Se pueden entender las protestas pero hay que ser, no solo espiritualmente, sino materialmente consecuente con el Club de los amores.

Y como decía Alfonso Soláns: “El Real Zaragoza es una empresa que tiene que funcionar con autonomía propia de acuerdo a los ingresos que genere”.  Lógico. Si queremos coger  la luna y es imposible  alcanzarla ¿Para qué seguimos empeñados en atraparla si es imposible?  ¿Qué podemos hacer? ¿Qué propone esa masa ingente de economistas, dirigentes  empresariales,  contadores de billetes, expertos en manejo de calculadoras que habemos? ¿Y esos secretarios técnicos, maldinis  de nuevo cuño, entrenadores última ola, qué proponen sobre fichajes? ¿Y los  creadores de opinión, incitadores de masas que sin  aportar ni un euro a la causa  viven de ella como dioses, van a dar alguna idea positiva, alguna vez? ¿Serán los pequeños accionistas los nuevos redentores?

Alfonso Soláns Soláns, hastiado de todo y de casi todos, vendió la SAD y se marchó despidiéndose entre sollozos de sentimiento e impotencia. No faltaron, como no podía ser de otra manera, las risitas, los chistecitos, el cachondeo que ciertos individuos se llevaban en esos momentos, a costa de dichas lágrimas, amparados tras la negrura de sus alcachofas. Así somos. Así nos va.

…continuará.


Colaboración de: FÉLIX SÁNCHEZ ANDÍA 

Anuncios

El microscopio: “Accionariado minoritario: ¿los nuevos redentores? III”

1 mayo, 2011

LA SOCIEDAD ANONIMA DEPORTIVAREAL ZARAGOZA comienza su andadura en la temporada 1992/93. En septiembre se celebra la Junta del Cambio. Se constituye el primer Consejo de Administración que presidirá Alfonso Soláns Serrano.  Se nombran Vicepresidentes 1º y 2º, respectivamente, a Martin Estiragues  (2º accionista)  y Zalba Luengo, ex Presidente del ex Club.

Para poder asistir a las Asambleas, con voz y voto, los accionistas necesitaban poseer un mínimo de  20 acciones.  Es decir, haber invertido, mínimo, 200.000 pts.  Igualmente, los accionistas tenían  derecho a juntar los 20 cromos y enviar a un representante.

A esta primera asamblea, celebrada en miércoles, apenas asistieron una trentena.  Los  accionistas con 20 acciones eran muy pocos. Desconozco los datos  por el carácter anónimo de la propia sociedad. Si bien, dudo mucho que llegaran al centenar. Me fundo en lo siguiente:

“El desaparecido periódico, Diario 16 Aragón,  publicó en Agosto del 92 un listado de las acciones adquiridas por la gente importante del zaragocismo, los vip. La memoria flaquea pero me quedó gravada en el alma la vergüenza ajena que sentí al leer los nombres. “Si la flor y nata de los patanegra zaragocistas allí citados se limitaron a cumplir mínimamente el expediente,  no me extraña que el pueblo llano diera la espantá”.  No voy a citar nombres, tan solo decir, que uno de los que sonaba y resonaba en los medios de masas como seguro presidenciable, tan solo había adquirido tres. ¡Cuánta mentira y qué poca vergüenza rodea a este mundo del pelotón!

En esa misma temporada 92/93 desaparecen los dos vicepresidentes. Estiragues se marcha vendiendo las acciones a Soláns y Zalba  no sé si se marchó o lo marcharon. A comienzos de la Temporada 93/94 entra en el Consejo Alfonso Soláns  Soláns, hijo del presidente. Unos meses más tarde será nombrado Vicepresidente único y Consejero Delegado. Tras el fallecimiento de su padre, toma las riendas de la Sociedad durante un largo periodo de 10 años.

La ley de Sociedades Anónimas prevé  los motivos por los que estas sociedades se pueden liquidar.  Uno de sus puntos,  Capitulo XI, Sección I, texto refundido del RD 1564/1989, de 22 de diciembre dice:

 

“Se podrá disolver  por consecuencia de pérdidas que dejen reducido el patrimonio neto a una cantidad inferior a la mitad del capital social, a no ser que éste se aumente o se reduzca en la medida suficiente, y siempre que no sea procedente solicitar la declaración de concurso conforme a lo dispuesto en la Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal”.

 

Esta norma ha pendido siempre, cual espada de Damocles, sobre la cabeza de la Sociedad Anónima Deportiva. El Real Zaragoza la aborda de dos maneras. Por un lado se acometen varias ampliaciones de capital. Por otro, se recurre a la venta de algún jugador importante, como el caso de Gustavo López,  para reducir pérdidas y permanecer dentro de los límites que marca la ley con respecto al patrimonio y el capital social.

Las ampliaciones de capital siempre las asumió, mayoritariamente, la familia Soláns acrecentando su potencial como  accionista mayoritario.  En 1995, tres años después de la reconversión, el Capital Social  ya era de 840 millones de pts. En 2006, aquellos 546 millones de pts.  se habían convertido  en más 1.200 millones.  Los accionistas minoritarios continuaban manteniendo su pequeña inversión cada vez más devaluada. El resto de socios seguían, voluntariamente, desposeídos de su Club.

Hay más. De aquellos 18.229 socios de 1992. De aquel valor seguro que era su masa social,  desaparecieron más de 5000 en una temporada. El Real Zaragoza quedó con 13.ooo abonados.  La culpa, los malos resultados deportivos.

Si dejar pasar el hecho histórico de hacerse accionistas de su club no es entendible, esto lo es menos. Pues, como dice el dicho: “Para las cuestas arriba quiero a mi burro que, en las cuestas abajo, hasta los “perezosos” se cantean  y los “camaleones” corren que vuelan”.

Las victorias en Copa 94, Recopa 95 y los abonos más baratos de todas ligas mundiales consiguieron colocar en las gradas un número que rondaba las 21.000 personas.

Cuando se alude a la construcción de campos cinco estrellas  con aforo para 50.000 personas,  a uno le dan ganas de acabar a mordiscos con todas cerillas del mercado nacional.

Todo esto, en el aspecto económico y deportivo, da que pensar y mucho. Como pensamos, seguiremos otro día con el tema. De momento pregunto: “En los tiempos futbolísticos actuales en los que impera  el  “poner-disponer de la moneda”. Con la panorámica descrita, ¿Es creíble y viable nuestra SAD? ¿Y un  Club de Socios Desposeídos?

Colaboración de: FÉLIX SÁNCHEZ ANDÍA 

El microscopio: “Accionariado minoritario: ¿los nuevos redentores? II”

26 abril, 2011

El Real Zaragoza, debido a las deudas e impagos contraídos,  antes de Junio de 1992 debía convertirse en SAD. De no hacerlo,  se le impediría competir en el  futbol profesional.  La Asamblea de Socios aprobó la reconversión en SAD en Agosto de 1991. El Real Zaragoza fue el primer Club en presentar al Consejo Superior de Deportes la documentación necesaria para la transformación de la entidad. Se   sometía, pues, al Plan de Saneamiento Económico propuesto por el Gobierno.

El entonces Presidente, Sr. Zalba Luengo, ante este hecho histórico, alentó vivamente a sus 18.229 socios a comprar acciones del Club. La carta que dirigió a los socios, ya semi-relatada  y comentada en el capítulo anterior, continuaba de esta manera:

CARTA 3:

“El Club tiene, asimismo, un importante presente y un futuro halagüeño, sobre todo, si tú y el resto de socios no dejamos pasar esta oportunidad que nos va a permitir, como accionista, seguir integrando la masa social en el nuevo Real Zaragoza, SAD.

No podemos ni debemos permitir que un Patrimonio tan importante y valioso vaya a manos ajenas a los actuales socios, quienes, con el esfuerzo y transcurrir de los años, han forjado la historia y el actual Patrimonio del Club”.

A SABER 3

Ya adelanto que NO. Vaya si se permitió y consintió. El patrimonio no cayó en manos ajenas si no, más bien, recayó en una sola mano. Las pruebas son irrefutables.

CARTA 4:

“Sí, hablamos de una buena inversión porque, por 546.870.000 pesetas, adquirimos un Patrimonio social  que, desde mi punto de vista, tiene actualmente un valor, al menos, seis veces, superior a esa cuantía.

Para todo ello, únicamente debemos realizar una buena inversión y adquirir las tres acciones del Real Zaragoza C.D. que por derecho nos corresponden, por un importe total de 30.000 pesetas, cuyo valor real podría ser de 180.000 pesetas.

Para facilitar  dicha inversión, hemos obtenido de Ibercaja unas condiciones especiales de financiación mediante un crédito que Ibercaja te facilitará directamente, sin necesidad de intervención de fedatario público, con ahorro de trámites y a un interés muy preferencial

 A SABER 4

Vamos, como que NO. Ni el fabuloso Patrimonio habiente. Ni la asombrosa triple ganancia en un envite de pispas. Ni las milagrosas condiciones financieras, hicieron efecto.

Termina el Sr. Presidente:

CARTA 5

“Como sabes, he dedicado una etapa importante de mi vida a nuestro Real Zaragoza C.D. Obviamente, quiero lo mejor para nuestro Club y, sin duda, lo mejor es que tú y todos socios actuales suscribamos nuestras acciones y continúe siendo la gran familia zaragocista quien decida el futuro del Real Zaragoza S.A.D.

Confiando en que la decisión que adoptes será la más acertada, quedo a tu disposición para facilitarte cuanta información precises”.

Atentamente.

José Angel Zalba Luengo.

 A SABER 5

El socio se pronunció. Desentendiéndose de esta llamada histórica, la mayoría de socios decidió abandonar el Club a su suerte. Uno que, por aquel entonces, era un pipiolo nunca comprendió el por qué de esta decisión. Hoy, casi 20 años después, lo entiende todo, esto y cien mil cosas más.

HECHOS

  1. 1.       La Comisión Mixta de Transformación de Clubes de Futbol en SAD, a fecha 23 Diciembre de 1991 envía certificado al RZ comunicando que el capital mínimo a suscribir es de 539.101.000 pts. La Junta Directiva, en la Asamblea de 14 Marzo 1992, fija definitivamente el CAPITAL SOCIAL del Real Zaragoza en 546.870.000 ptas.

12.       Este CAPITAL repartido entre 18.229 socios resulta a 30.000 ptas. per cápita.

  1. 3.        El precio de la ACCION queda fijado en 10.000 ptas. A cada socio le corresponden  TRES  del total  de 54.687 acciones.
  1. 4.      La suscripción de acciones se realiza en tres fases. La PRIMERA comienza el 25 marzo 1992. Plazo 30 días.  El socio solo puede suscribir el máximo que le corresponde, TRES.

Cumplidas las fechas, el plazo de suscripción se amplió 10 días más.

 

RESULTADO: De los 18.229 socios tan solo 4.846 (26,59%) compró las TRES  sumando un total de 14.538 acciones. Quedan por suscribir 40.149, equivalente a un capital de 401.490.000 de ptas.

 

  1. 5.       SEGUNDA FASE: Comienza el 14 de Mayo. Pueden acceder a comprar los 4846 accionistas. Máximo 8 acciones. Los 1.381 primeros pueden solicitar 9 acciones. En caso que  todavía no se cubra el capital, se les da opción de reservar un número libre para la TERCERA fase.

RESULTADO: Los 4.846 socios o ya nuevos accionistas, hicieron un sobreesfuerzo aportando unos dineros más. La recaudación total no llegó a los 200 millones. No se cubría el capital. Faltaban más de 300 millones

 

  1. 6.      DESENLACE: Entre la preocupación y el desconcierto generalizado, la rumorología no cesaba. La suerte parecía echada. El Real Zaragoza podía desaparecer.

Los medios de masas inundaban, diariamente, el entorno del contorno con sus habituales dimes y diretes.  No había de qué preocupase. Un montón de compradores se hallaban escondidos entre bambalinas esperando el asalto final al Club. Se insinuaban grupos de compradores. Se citaba algún nombre de futuro presidenciable. Lo de siempre para no variar.

No, no fueron DGAs, Bancocajas, Fundaciones, ni otras parafernalias de medias o enteras lunas. En los últimos segundos, dos empresarios aragoneses cubrieron el capital. Martín Estiragues B.L. y Soláns Serrano A. cubrieron los más de 300 millones que se necesitaban.

El Club dejó de ser un club de socios convirtiéndose en Sociedad Anónima Deportiva.

El capital, en porcentajes globales, se distribuía de la siguiente manera:

Un accionista mayoritario con más del 51 %. Un segundo accionista con el 13 % y 4.846 accionistas minoritarios que sumaban el 36 %.

Al poco tiempo, el accionista mayoritario compró las acciones al segundo accionista con lo que D. Alfonso Soláns Serrano se convirtió  en mayor accionista mayoritario con el 64 %.

Hasta aquí la historia de la conversión.

A la vista de lo que hoy está sucediendo en el Real Zaragoza SAD. La cantidad de reproches siempre dirigidos en la misma dirección. Los dimes y diretes de los medios de masas que siguen en su línea creando particular opinión. El afán que ha renacido, o renace puntualmente,  por devolver la SAD a los Socios Desposeídos son suficientes motivos para seguir hablando del tema. Si el tiempo no lo impide, continuará.

Colaboración de: FÉLIX SÁNCHEZ ANDÍA 

El microscopio: Accionariado minoritario, ¿los nuevos redentores?

19 abril, 2011

Nota del editor: Hoy estrenamos nueva sección de opinión para nuestro admirado Félix Sánchez. Además de la actualidad peñista de su otra sección, puntualmente nos hará saber su punto de vista sobre aspectos concretos del zaragocismo. Como lo hace con un detalle máximo de información y cercanía, hemos pensado que “El microscopio” sería un buen nombre….esperamos que os guste.


Remontémonos al origen. A la conversión del Real Zaragoza C.D. en Sociedad Anónima Deportiva. Un asunto del “alta traición” al club que me encanta dar a conocer. Enseñar al que no sabe, dicen, es la primera obra de misericordia. O, al menos, sabiendo se forma criterio para poder opinar.

En marzo de 1992, el entonces presidente del RZ, José Angel Zalba Luengo, se dirigió por carta a los 18.229 socios del Club en estos, textuales,  términos:

CARTA 1:

 “Nos disponemos a vivir un momento histórico. Nuestro Club,  en cumplimiento de la legislación vigente y del Acuerdo adoptado en la Asamblea General de Socios, celebrada el 12 de Agosto de 1991, debe transformarse en Sociedad Anónima Deportiva”.

 A SABER 1

 El gobierno, en 1991,  acometió la tarea de poner fin al caos, de índole diversa y especialmente económico, en que se encontraba sumido el Fútbol Español.  Así pues, se dispuso a regularizar el sistema al tiempo que llevaba a cabo un saneamiento económico a cuenta, mayormente, del erario público.  La deuda de los clubs ascendía a unos 35.000 millones de pesetas.

El Consejo de Ministros aprobó el R.D. 1084/1991, de 5 julio. En él obligaba a los clubs a reconvertirse en SAD. De no cumplir la orden en fecha 30 de Junio de 1992,  quedarían excluidos de la competición.  Solo podían mantener su actual estructura jurídica, salvo acuerdo contrario de sus Asambleas, aquellos clubs que en las auditorías realizadas por encargo de la Liga de Fútbol Profesional, desde la temporada 1985-1986, hubiesen obtenido en todas ellas un saldo patrimonial neto de carácter positivo. Solo R. Madrid, C.F. Barcelona, Atlético Osasuna  y Athletic. Bilbao presentaron balances positivos.  ¿Sofisticada ingeniera financiera? Sea como fuere, solo los cuatro  mantuvieron  el status de Club de Futbol. El resto pasó a  denominarse Sociedades Anónimas Deportivas.

En 1999, se publica el R.D.  1251/1999,  de 16 de julio, modificando el anterior.  “La finalidad básica es aproximar el régimen jurídico de las S.A.D. al del resto de entidades que adoptan esta forma societaria, permitiendo una futura cotización de sus acciones en las Bolsas de Valores y, simultáneamente, establecer un sistema de control administrativo sobre el accionariado y la contabilidad de estas sociedades, con el fin de velar por la pureza de la competición y proteger los intereses públicos y de los potenciales inversores”.

En 2001, el R.D. 1412/2001, de 14 de diciembre, modifica los artículos 3 y 20 del anterior. Muy interesante.

A partir del 1 de Enero de  2002, las SAD podían solicitar la cotización en bolsa. Ninguna ha salido al mercado. Posiblemente, ninguna de ellas aprobaría, ni de lejos, el examen del Mercado de Valores.

A SABER 1.1

El Real Zaragoza se encontraba en estado deficitario. La deuda neta que debía lavar, en todo o en parte, el Plan de Saneamiento del Gobierno superaba los 1.300 millones de pesetas. Por otro lado, unos meses antes del proceso de constitución en SAD,  la DGA de Eiroa embarga al RZ  los ingresos que recibía de la Liga Profesional. Esta deuda con DGA se arrastraba desde los años 70/80. Rondaba los 100 millones. Siempre me quedé con la duda  si esta deuda entró en el Plan de Saneamiento o se la tragó el nuevo presidente del RZ. Cien millones, de entonces, eran muchos millones.  Al Real Zaragoza, pues,  no le quedó más remedio que transformarse en S.A.D.

 

Por lo que el Sr. Zalba continuaba:

CARTA 2:

 “Dicha transformación nos da derecho a los socios a suscribir un capital social de 546.870,000 pesetas. Este derecho a suscribir las acciones que la legislación nos otorga es, a todas luces, ventajoso, dada nuestra situación patrimonial, sensiblemente superior a la de otros clubs que podrían tener dificultades en la  subscripción del capital social y ello les impediría participar en competiciones oficiales de cráter profesional y ámbito estatal.

 Te recuerdo que el patrimonio actual de nuestro Real Zaragoza C.D. será asumido íntegramente por la nueva S.A.D. Este patrimonio está compuesto por la valoración que pudiera otorgarse a la primera  plantilla profesional, cuyo valor en sí solo ya resultaría superior al importe del capital social a suscribir, y por las instalaciones de la Ciudad Deportiva y de Entrerrios, así como otros activos y, muy en particular, por el fondo de comercio asociado al nombre y a la historia de RZ.

 Con ser todo muy valioso no podemos olvidar el valor seguro: la masa social, los cerca de 19.000 socios y miles de seguidores que permanecen atentos a todas vicisitudes relacionadas con nuestro club.”.

 El Real Zaragoza es, además,  un club importante y prestigioso en el mundo futbolístico, con una historia jalonada de múltiples éxitos deportivos, tanto  nivel nacional (3 Campeonatos y 3 Subcampeonatos de España, 1 subcampeonato de liga) como a nivel continental (diversas participaciones en competiciones europeas  logrando 1 componte y 1 subcampeonato de la copa de ferias, hoy copa UEFA)

A SABER 2

En estos párrafos,  inspirados en el  más puro  y tradicional tratado de  marketing,  nos indica el capital social a suscribir. Que, como puede observarse, es  pecata minuta si lo comparamos con el Patrimonio del Club: valor de la plantillainstalaciones deportivas, valor comercial  de la marca “Real Zaragoza. Y el valor seguro de su capital humano, la masa social, esos 18.229 socios.

No hay que apurarse, insinuaba. Estamos perfectamente avalados con el patrimonio  y arropados con el prestigio adquirido en las competiciones deportivas.

La carta no termina aquí. Tiene su arreón final que queda,  junto al desenlace,  para el próximo capítulo.

Colaboración de: FÉLIX SÁNCHEZ ANDÍA


A %d blogueros les gusta esto: